martes, 19 de junio de 2012

LOS CABALLOS DE GUERRA DE LA EDAD MEDIA Y REMINISCENCIAS DE LA ALTA ESCUELA


Espero os guste es te post, a mi me apasionan las épocas medievales, de hecho me he leído de todo acerca de esa época, incluidas novelas.

Los caballos de guerra de la Edad Media, fueron muy importantes en su período, ya que en esa época las guerras por la conquista de territorios estaban a la orden del día.

Un Destrier era el caballo de guerra mas conocido de la época medieval, en los  tiempos en que vivimos un Destrier podría ser un Hannoveriano o un caballo centro europeo.

Lo usaban en las batallas, torneos y justas. Fue un gran caballo en su tiempo porque tuvo mucha importancia en la vida medieval, un caballero no podía vivir sin su Destrier. El término Destrier se deriva del latín vulgar Dextarius, que significa “del lado derecho”.

El Destrier era muy apreciado por los caballeros y soldados pero en realidad no era muy común. La mayoría de los caballeros montaban otros caballos como Corceles y Rounceys.

El Corcel era un caballo veloz y fuerte que se utilizó durante la Edad Media como caballo de guerra y era montado por los caballeros y los soldados. La palabra Corcel deriva posiblemente del italiano “Corsiero” = “Caballo de batalla”, pero hay gente que también piensa que puede ser del francés “Cours” = “Correr”.

El Rouncey se refería a un caballo ordinario de cualquier raza que se utilizaba para la guerra y para cualquier otra cosa, muy versátil, ya que podría usarse para cualquier cosa..batallas, paseos, ocio, carga, tiro, etc…

Destrier no se refiere a ninguna raza en concreto, sino a un tipo de caballo; Destrier es el término histórico para nombrar al caballo de batalla de un caballero , era el caballo mejor y mas fuerte. Eran por lo general sementales criado desde potrillo para las necesidades de la guerra. Estos caballos de guerra también se consideraron muy adecuados para la justa. Estos caballos parecían también los preferidos para otros tipos de batallas. Cuando no está en batalla se utilizaban también para llevar engranajes de guerra.



Los Destrier eran animales muy equilibrados emocionalmente que no se asustaban ni se movían ante la presencia de una multitud de hombres como una milicia, ni de ruidos fuertes de batalla. El destrier fue criado para el combate de choque. El combate de choque surgió por 1ª vez en la Edad Media como idea para segar de cuajo al enemigo, cuando se utiliza con la lanza en ristre, el caballero montado en el Destrier puede infligir al contrario un daño extremo. También los Destriers resultaban heridos en las batallas y eran lo suficientemente fuertes para soportar el dolor de heridas de flecha, espada, lanza y otros tipos y seguir portando a su jinete. A pesar de su armadura tan pesada los Destrier que eran sementales y por lo tanto de temperamento se lanzaban a atacar al Destrier contrario.
Tenía poderosos cuartos traseros, muy fuertes para maniobrar, parar, girar, dar la vuelta o salir en un Sprint rápidamente. Su espalda era corta y musculoso su lomo (tal y como debería ser en estos tiempos un buen caballo de campo), con huesos fuertes y grandes y un cuello bien arqueado. En las pinturas medievales que vemos estos caballos parecen haber tenido un perfil de cara recto o ligeramente convexo, mandíbula fuerte y ancha y buena amplitud entre los ojos.

Estos caballos de guerra se utilizaban exclusivamente para las batallas o torneos, para la monta diaria se utilizaba un palafrén y su equipo de guerra lo llevaría un Sumpter (caballo de carga), o posiblemente dentro de los carros.
Parece que hay muchas teorías en lo referente al tamaño de estos caballos, pero al parecer no eran unas enormidades como se dice en muchos libros y novelas medievales. Una investigación reciente realizada en el Museo de Londres, sugiere que los caballos de guerra (incluyendo a los Corceles) tenían un promedio de alzada de 14/15 manos, y se distinguían de los caballos de paseo por su fuerza, musculatura y formación, no por su tamaño. Esta información se basa en el análisis de la armadura del caballo medieval situada en la Armería  Real, que indica que el equipo era usado por  caballos de 15/16 manos.


Se cree que la raza Percherón puede ser descendiente de Corcel, aunque se cree que el Percheron es mas alto y mas pesado que el caballo medieval.

Las estatuas ecuestres Italianas sugieren un “caballo español”, el que hoy en día se conoce como caballo barroco, como el andaluz o el frison, o incluso una raza de sangre templada pesada, pero agil como el caballo Irlandes  (en definitiva caballo barroco  =  a caballo recargado en su aspecto y movimientos, como gran cuello ancho y de cisne, elevaciones en las manos al andar, no mucha velocidad, pero si bastante elegancia en el aspecto). En definitiva la altura  de un caballo de guerra seria de no mas de 16 manos, con un físico fuerte y pesado. Aunque el término “Gran Caballo” que se utiliza para describir al Corcel, lleva a algunos historiadores a pensar que estos caballos eran los precursores de las razas modernas de caballo de tiro, pero el registro histórico no es compatible con que el Corcel fuera un caballo de tiro.

Las tentativas modernas de reproducir el tipo de caballo de guerra han dado con el cruce de razas como el Percheron y el Andaluz “Norman Español” y el cruce entre el Andaluz y el Frisón “Warlander”

Los caballos de guerra en la Edad Media y su mantenimiento era caro, era de 12 solidi, frente a 3 solidi para una yegua, y en siglos posteriores se convirtieron aún en mas caros, como en 1297 en Flandes en que 7 corceles costaban entre 20 y 300 libras parisinas, en comparación con 5 a 12 libras para un caballo normal.

La primera vez que se utilizaron caballos en la guerra ocurrió hacer más de 5.000 años. Y la evidencia mas antigua de caballos montados por el hombre fue durante la guerra de Eurasia entre el 4000 y 3000 antes de Cristo. En algunas ilustraciones sumerias de la guerra en 2500 aC representa un tipo de equino tirando de un carro. En 1600 aC se mejoró el arnés y el diseño de los carros para hacer carros de guerra en todo el Oriente Proximo Antiguo. Y el primer manual escrito para el adiestramiento de caballos de guerra, era una guía para la formación de caballos de tiro, escrito alrededor del 1350 aC.

Se fueron escribiendo nuevos métodos de formación y en 360 aC, el griego Jenofonte, oficial de caballería escribió un extenso tratado sobre la equitación. La eficacia de los caballos en las batallas también fue revolucionado por las mejoras en la tecnología, incluyendo la invención de la silla de montar, el estribo y más tarde las riendas del caballo.

Dependiendo de la forma de guerra que tuviese lugar se utilizaron diferentes tipos y tamaños de caballo. Tambien el tipo de caballo varió dependiendo del lugar que se ocupara en la batalla, de la terea que se encomendase hacer; reconocimiento de terrenos, cargas de caballería, asaltos , comunicación, etc.. A lo largo de la historia mulas, burros y caballos han desempeñado un papel crucial en el apoyo a los ejércitos de campaña.

En las culturas nómadas de Asia Central los caballos están bien adaptados a las tácticas de guerra. Varias culturas de Asia Oriental hicieron un amplio uso de la caballería y los carros. Guerreros musulmanes confiaron en la caballería ligera en sus campañas en todo el norte de Africa, Asia y Europa a partir de los siglos 7 y 8. Los europeos utilizan varios tipos de caballos de guerra en la Edad Media  y el guerrero más conocido de la caballería pesada de la época fue el caballero armado. Con el declive del caballero y el aumento de la pólvora en la guerra, la caballería ligera de nuevo saltó a la fama, y se utilizó tanto en la guerra europa como en la conquista de las Americas.


A finales del siglo 18 la caballería de batalla se había desarrollado para tomar una multitud de funcionas y fue a menudo crucial para la victoria en las guerras napoleónicas. En las Américas el uso de caballos y el desarrollo de tácticas de guerra montado a caballo fueron aprendidas por varias tribus de los pueblos indígenas y a su vez, los regimientos de caballos de gran movilidad son fundamentales en la guerra civil americana.

El caballo de caballería comenzó a ser eliminado después de la Primera Guerra Mundial en favor de la guerra con tanques, aunque algunas unidades de caballería todavía se usaron en la Segunda Guerra Mundial, en especial como exploradores.

A finales de la 2ª Guerra Mundial, los caballos fueron vistos rara vez en la batalla, pero se sigue utilizando ampliamente para el transporte de tropas y suministros. Hoy en día, oficiales de combate listos para las unidades de caballería casi han desaparecido, aunque los caballos todavía se ven en el uso de combatientes armados organizados en los paísas del tercer mundo.

Muchos países aún mantienen pequeñas unidades de jinetes de patrulla y reconocimiento, y las unidades militares a caballo también son utilizadas para fines ceremoniales y educativos. Los caballos se tuilizan también para recreación histórica de batallas, las fuerzas del orden y en las competiciones ecuestres derivadas de la equitación y la formación profesional, una vez utilizado por los militares.

PARTICIPACION DEL CABALLO EN LOS JUEGOS MEDIEVALES

Los torneos y las Justas eran los principales juegos medivales que se basaban en el uso del caballo, que los caballeros utilizaban como entrenamiento cuando no había guerras en las  que participar y así cabalgando sobre sus monturas simulaban combates cuerpo a cuerpo con otro caballero justante.

Los caballos iban cubiertos por unas telas que los cubrían completamente hasta la cabeza también y que se llamaban gualdrapas, solamente eran a modo decorativo y para exhibir los colores de su caballero y su escudo de armas. Más o menos a mediados del siglo XIV se fue creando una especie de armadura para el caballo que empezó por unas pocas piezas metálicas y terminó cubirendo al caballo por completo y supliendo a las gualdrapas, esto se desarrolló por el elevado número de caballos que morían en las justas, torneos y guerras. No todos los caballos de caballeros iban con esta armadura ya que era bastante cara de adquirir y también de mantener, ya que al tener muchas piezas el escudero gastaba mucho tiempo en su limpieza y abrillantado, y si había sufrido alguna deformación necesitaba un herrero que la enderezara, al igual que las armaduras de los caballeros. Las cortes Francesa e Inglesa fueron las que mas se apegaron a los torneos.

Desde luego no todo el mundo en la Edad Media podía permitirse tener un caballo, por lo que solo lo tenían los nobles, señores feudales y caballeros, ya que era costoso de mantener, pero claro ahora también lo es



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada